Tróia / Comporta

La península de Tróia es una estrecha franja de arena de 13 millas de largo, a un corto trayecto en ferry a través del estuario del Sado desde Setúbal. Ofrece tranquilos pinares y algunas de las mejores playas de la zona.  Tanto si viene a tomar el sol en las playas de arena blanca con vistas al Atlántico, como a jugar una partida de golf en el desafiante campo de Troia, o a disfrutar de un juego en el casino cercano al glamuroso puerto deportivo, aquí encontrará algo divertido que hacer.

 Al abrigo de las montañas, la península de Troia goza de un microclima suave. La Reserva Natural do Estuario do Sado cubre parte de la península y es un buen lugar para la observación de aves. Las aguas que rodean la península albergan un banco de delfines mulares. Las excursiones de observación de delfines parten del puerto deportivo, o incluso puede verlos jugueteando en las olas durante el viaje en ferry por la ría.

En la punta de la península, justo enfrente de Setúbal, se encuentra un moderno complejo turístico, construido alrededor del puerto deportivo. Aquí se encuentra el Casino, una serie de bloques de apartamentos de gran altura y una serie de cafés y restaurantes (en su mayoría) de marisco.

En la base de la península, el pequeño pueblo de Comporta está considerado por algunos como uno de los centros turísticos más elegantes de Portugal.  La impresionante Praia da Comporta, con sus elegantes cabañas de rayas pastel, sus dunas y su potente oleaje, está rodeada de verdes arrozales y atrae a estrellas de todo el mundo, así como a surfistas, familias y, por supuesto, a los habitantes de la zona.