Sesimbra

Enclavada a los pies de la Serra da Arrábida, la pintoresca Sesimbra, su bahía de aguas azules y su puerto pesquero, están protegidos de los vientos del norte.
La playa, que con la marea baja se divide en dos en la zona del fuerte de Santiago, es lo suficientemente tranquila como para poder bañarse con seguridad.

Es muy popular como destino de verano, especialmente para los lisboetas, no sólo por sus playas, sino también por sus restaurantes, especializados en las mejores recetas de pescado fresco y delicioso marisco.
En Sesimbra hay mucho que disfrutar:
Experiencias, en tierra o en el mar, como la vela; la pesca; viajes en barco; el ciclismo; el parapente...
Caminar y disfrutar de una estupenda vista, sobre la ciudad o en el paseo marítimo.
Visite el imponente castillo árabe de 850 años de antigüedad, que se alza sobre una de las colinas.
Contemple los impresionantes paisajes de "Cabo Espichel", a 15 kilómetros, donde a través de un sendero, podrá visitar las huellas de dinosaurios;
Observe, en la "Lagoa de Albufeira", situada en la costa norte, uno de los cinco puntos de paso y nidificación de aves más importantes de Europa, que forma parte de la Reserva Ecológica Nacional.